12/10/06

Dulce de membrillo



De octubre a diciembre es el momento de hacer dulce de membrillo, ese fruto tan aromático, que además de su uso culinario, es también un agradable ambientador natural para los armarios, la casa y el coche. La forma en que se puede conservar el dulce durante más tiempo es muy sencilla: sólo hay que cortarlo en bloques del tamaño deseado, meterlos en una bolsa para congelar y guardarlos en el congelador. De esta forma, el dulce de membrillo se mantiene tan fresco como recién hecho y podemos seguir disfrutándolo cómodamente durante todo el año.

INGREDIENTES
Membrillos
Azúcar
Limón

ELABORACIÓN
Se lavan y se pelan los membrillos. Es importante lavarlos si se van a aprovechar las pieles y los corazones para hacer gelatina de membrillo (ver receta aparte). Se cortan en trozos* y se van guardando en una perola con agua y un limón exprimido para evitar su oxidación. Aún así, la carne del membrillo se oxida fácilmente e irá adquiriendo un tono marrón. Esto es normal. Las peladuras y los corazones se reservan en otra perola (también con agua y limón) para hacer la gelatina posteriormente. Los trozos de carne de membrillo se ponen a hervir en agua (ya sin limón) hasta que estén cocidos. Entonces se les escurre el agua (que no se tira, si no que se reserva para hacer la gelatina) y se pasan con la batidora hasta conseguir un puré grumoso (sin llegar a hacerlo puré fino para que no quede demasiado líquido). Se pesa este puré y se añade la misma cantidad de azúcar. La mezcla resultante se pone a hervir durante unos 35-40 minutos sin dejar de darle vueltas con una cuchara de palo. Finalmente, se vierte en los moldes y se deja enfriar a temperatura ambiente durante unos 8 o 10 días (hasta que adquiere la consistencia y dureza deseadas) antes de cortarlo en trozos y congelarlo.

*La carne de membrillo es especialmente dura. Como se puede apreciar en las fotos, la forma más fácil de cortarlos en trozos es haciendo gajos verticales que vayan dejando desnudo el corazón.

5 comentarios:

erma dijo...

Yo también he hecho mucho dulce de membrillo y ayer lo puse a congelar , hoy lo he mirado y resulta que a -21º está todavía blando y le han salido unas costras rosas ¿es eso normal?
Gracias :) ;)

maría dijo...

hola erma,
lo que comentas no me ha sucedido nunca. ¿lo dejaste enfríar antes de meterlo en el congelador? es cierto que le suele costar bastante ponerse duro, pero lo de las costras rosas no nos ha pasado nunca. ten precaución.
Un abrazo,
el tuper

erma dijo...

Gracias por tu respuesta. Lo hice hace tres días y como hice bastante decidí congelar un poco. Lo envolví en film transparente y lo metí en el congelador ayer. Si dices que tarda mucho en congelarse el que esté blando ya no me extraña, y eso de las costras, ¿no crees que pueda ser alguna burbuja de aire entre el plástico y el membrillo? No sé , no creo que esté malo, porque tengo de ese mismo lote sin congelar y está perfctamente.

maría dijo...

Nosotros solemos esperar a que esté ya bastante duro antes de meterlo en el congelador. Pero no creo que sea necesario hacerlo así. Seguro que está bueno. No hay razón para lo contrario. Ya me contarás. Un abrazo

marga dijo...

Yo lo hago y lo congelo en taper de plastico y queda perfecto, ademas dura todo el año, incluso tengo alguno del año pasado y esta perfecto

Related Posts with Thumbnails

--------------------------------------------

© 2006. Todas las fotografías y textos de esta página son propiedad intelectual de su autor. No se permite la reproducción total o parcial ni el uso derivado de las mismas sin previo permiso escrito.